New Balance

Zapatillas: Compañeras de Aventuras III

Vamos llegando al final de este 2012 y eldeportivo3.0 esta por cumplir su primer aniversario en el mundo de los blogs. También llegan las fiestas y muchos buscamos un regalo para algún familiar o amigo fanático del running. Hoy les presentamos un pequeño repaso de algunas de las zapatillas de las marcas mas conocidas en nuestro mercado.

Comenzamos con las SALOMON XT Wings 3 especialmente diseñadas para entrenar o competir en cualquier distancia en circuitos de montaña. Son zapatillas ideales para cualquier tipo de superficie, para corredores con pronación y para un peso superior a los 75 kilos. Además  se convierten en una buena opción para hombres y mujeres ya que cuenta con horma diferente.

 zappos.com

La Marca francesa a mejorado en esta versión a su antecesora la XTWI, en su amortiguación, la puntera mucho mas protegida, mayor agarre y convirtiéndola en una todo terreno de verdad.

New Balance Minimus Zero

Minimus Zero, este excelente calzado fue diseñado con la idea de ser utilizado sin medias, porque no consta de costuras internas que evitan roces. Se acerca mucho a lo que es el calzado para atletismo y es exclusivo para correr.

Este modelo puede ser utilizado tanto en asfalto como en otros terrenos, ya que se adapta a toda variante.

 runblogger.com

Su diseño las hace sumamente livianas, solo 181 gramos. No solo livianas también son sumamente confortables y contienen al pie de manera perfecta durante la sesión de ejercicios.

New Balance ofrece descubrir nuevas sensaciones a los corredores de pisada neutral y sentir estar como descalzo al correr.

Consultar en http://www.newbalance.com.ar por valores y puntos de venta en su país.

Saucony Ride 5

La marca China viene con varios modelos a nuestro país y por experiencia puedo contarles que son excelentes zapatillas. Este modelo están diseñadas para corredores con pisada neutral y supinadores, hasta 75 kilos son una buena combinación entre respuesta y amortiguación.

equipatetrailandrunning

Con un peso de 278 gramos es la versión más liviana por ahora entre todos los modelos que Saucony nos entregó hasta ahora.

Son zapatillas ideales para entrenamientos y competiciones, lo puedo asegurar ya que corrí dos media maratón y la Maratón de Buenos Aires. Me dieron un buen confort, entre sus características que ofrecen,  muy buena respuesta y amortiguacion, además son muy livianas.

Mizuno Wave Ovation

Para runners de ambos sexo este modelo puede ser el salto a entrenamientos más fuertes y distancias medias a largas.

Orientadas para corredores de pisada neutra con peso de entre 60 a 80 kilos. Estas nuevas Mizuno vienen con tecnología X Wave la cual proporciona estabilidad tanto en la zona media como en las zonas laterales y ayuda a que su amortiguación sea perfecta para el usuario.

 prodirectrunning

Por ultimo podemos señalar que gracias a su otra tecnología, la X10, hace que aumente la durabilidad de la suela y a su vez  el agarre a la superficie elegida.

Nike Pegasus + 29

Por ultimo les dejo las características más destacables de las nuevas Pegasus + 29 , si estabas buscando algo distinto en calzado para entrenar velocidad, seguro que son este modelo.

Su belleza esta a la vista pero esta no es lo más importante. Entre sus características mas destacadas son su peso de apenas 285 gramos y su amortiguación se presenta en la parte posterior con un talón 10 mm de Zoom Air y está revestida de espuma Cushlon utilizada en otras ediciones de la Pegasus.

 mercadolibre

Este clásico de clásicos sigue siendo confortable y está orientado a corredores con pisada neutra, para runners cuyo peso este entre los 65 a 80 kilos. Se recomienda para entrenamientos de todo tipo de distancias.

En este caso puedo recomendárselas ya que con mis Pegasus +25 he corrido una media maratón de Buenos Aires y fueron muy cómodas, buena amortiguación y protección.

Anuncios

42K Buenos Aires 2012: Un domingo maratonista

Al fin puedo decir que soy maratonista, octubre de 2012 fue testigo de un sueño ya cumplido. El amateurismo en mí va creciendo día a día y me da grandes satisfacciones. Comencé por allá en 1998 con mi primera de las carreras, fue de 8k organizada por una cadena de supermercados francesa. Después seguí corriendo para mantenerme físicamente, ya que por falta de información o por no tener las redes sociales que hoy existen, nunca más corrí una carrera.

Pero a partir del 2008 empezó un nuevo amor, y fue por el running. En la empresa donde trabajo, desde ese año organiza una carrera de 10k. Una compañera me consiguió la remera técnica y desde ese momento entrené para el próximo año. Mi segunda participación fue justamente la 2da edición de la carrera de la Fundación Nextel en el 2009. Con mi remera amarilla enfrenté mis primeros 10k y desde ese momento no pare de superarme y buscar los 42k de Buenos Aires.

Siempre entrené sólo en los escenarios que tenía a mano por donde vivo: la Quinta de Olivos, la bici senda del Tren de la costa, la costanera de Vicente López lo que es ahora el Vial Costero. A veces se sumaba algún amigo, hermana, y la última persona que entrenó mucho fue mi novia que se sumo a la movida runner a fines de 2009. Al principio corría muy poco, pero mes a mes fue sumando kilómetros y corrió en el 2010 sus primeras carreras, terminando con varias de 10 kilómetros.

En el 2010 el objetivo era correr la maratón. Para fines del 2009 comencé el gym con un programa propicio y entrenando alrededor de 65 kilómetros semanales. Corrí toda carrera para sumar ritmo y  por primera vez los 21K de Buenos Aires, increíble carrera que ya nunca voy a olvidar.

Octubre se acercaba y la inscripción para la maratón ya estaba paga, lo que hacía que el sueño se estuviera cumpliendo, pero una semana antes de retirar el kit mi cuerpo me jugó en contra. Era justo mi cumpleaños 32 y mis viejos estaban en Buenos Aires para verme correr y no pudieron. Una bronquitis y mi rodilla dijeron que no.

Después de unos días pude entender que mi físico estaba sobrecargado de entrenamiento. La lluvia y los días adversos para salir a entrenar no fueron lo ideal. En ese momento pensás que si no es en ese día ya está, se viene el mundo abajo y que nunca más vas a poder correrla.

Un año después, el running seguía latiendo en mí. Participé en varias competencias, siempre la más importante seguía siendo los 21k de Buenos Aires. Con respecto a la edición anterior y de mi primera incursión baje 6 minutos mí tiempo y terminé con un resto que hacía  pensar en la Maratón. Sin embargo, mi cabeza decía lo contrario y no tuve el coraje para inscribirme. Terminé el año con la carrera Night Race de Energizer en el hipódromo de Palermo, con un excelente tiempo y con las pilas recargadas para enfrentar el 2012.

Este año todo fue bien con los entrenamientos pero sentía que necesitaba estar acompañado para enfrentar semejante compromiso.  Por suerte encontré un grupo de entrenamiento que supo acompañarme con su aliento y apoyo en toda carrera que me propuse. A Pablo Pereyra lo conocí por Facebook y lo contacté ya que su grupo entrena en la quinta de Olivos, a cuadras de casa. Enseguida le gustó la idea de entrenarme para el gran desafío. Aunque su idea era otra, yo no pude por mis tiempos laborales realizar el plan ideal. El profesor siempre estuvo con sus consejos y me cuidó desde un principio.

Al poco tiempo corrí los 21k de New Balance. Aunque no fue mi mejor performace me dio la pauta de cómo estaba físicamente a esa altura del año. Seguí trabajando más duro para la otra media maratón de Adidas, en septiembre, para ver luego si estaba preparado para la Maratón.

Los 21 de Adidas los pasé sin dificultades aunque sólo bajé 40 segundos con respecto a la edición anterior. Este margen que noté en la media maratón me dió confianza  y a los días me anoté  muy seguro para octubre.

Hoy puedo decir que con mis 33 años, a tres días de cumplir un año más, cumplí mi sueño en lo que se refiere a lo deportivo. Los 42.195 metros ya pasaron y dejaron momentos de angustia, dolor, fastidio, pero los que quedarán son los de alegría al ver que el objetivo está ahí y una voz te grita, te alienta y te acompaña en esos últimos metros.

La emoción es enorme, se te hace un nudo en la garganta y te das aliento para no quebrar y pasar por debajo del cartel de “LLEGADA”. La sensación es de alivio, de haber superado el muro de los 30 kilómetros sin preguntarte lo que todos te dicen antes de correr, ¿para qué estoy acá?, ¿Quién me manda a sufrir así?, y miles de preguntas más.

Los últimos 5 kilómetros fueron eternos, a puro corazón, de un esfuerzo que sólo uno que los corrió puede saber lo que se siente. En ese momento pensás en llegar como sea. El esfuerzo vale la pena, das hasta el último gramo de fuerza y eso te demuestra que siempre se puede dar más.

Esta carrera se la dedico a mi compañero y amigo Gonzalo que me acompañço, me bancó y me dio las fuerzas para seguir en carrera. Gonza se lastimó y tuvo que abandonar porque su rodilla le dijo basta. Yo en ese momento no quería dejarlo, pero el insistió en que siga, en que cumpliera con mi sueño ya que él anteriormente lo había logrado.

No me puedo olvidar de dedicarle esta proeza personal a mis padres, a mi hermanita (la Médica) y amigos (Franco, Rover y Ariel) que siempre me dan su apoyo desde mi ciudad natal, Chacabuco. Y por último a mi compañera de la vida Meri, por aguantarme con los entrenamientos, la ansiedad pre competencia y ser la fotógrafa. No es poca cosa porque hace casi 10 años que me aguanta.

21k Buenos aires, un domingo a las corridas

El 2012 va pasando y las carreras también. En esta oportunidad participé de la media maratón de Buenos Aires. Una carrera diferente, especial para mí ya que por tercera vez consecutiva digo presente. Fui parte del espectáculo más lindo que nos regala este deporte.

eldepornauta

En un marco increíble con 13000 participantes sobre 15000 inscriptos, todos citados en Palermo por un mismo objetivo, alcanzar la deseada meta. Entre la multitud podías distinguir una masiva concurrencia de extranjeros que vinieron a disfrutas de nuestra capital en una mañana fresca de septiembre.

deportepordeportista

De Brasil, Chile, Estados Unidos, Inglaterra, Venezuela, ecuador, Uruguay y más eran las nacionalidades que me acompañaron durante toda la carrera. No quiero olvidarme de Kenia que fue la estrella en el podio, ocuparon  el 1 y 2 y el 3er puesto fue para un etíope.  Matías Roth, el primero de los argentinos en llegar, con una marca de 1 h 04 min 31s a dos minutos del ganador.  Los nombro al final porque solo los vi en la Nueve de Julio cuando yo entraba en el km 6 y ellos ya iban por la mitad de la carrera.

deportepordeportista

En lo que va del 2012  es la segunda media que corrí en el año y son la antesala de lo que será  mi debut en la maratón de Buenos Aires que se disputará el próximo 7 de octubre. La verdad que tengo mis dudas de correrla pero sí o sí quiero estar en la gran fiesta del atletismo.

La organización fue excelente desde la inscripción, pasando por la entrega de los kits en la expo y la carrera en sí. Como es mi cuarta participación (la 3er fue la Half New Balance en Mayo de este año) puedo dar fe que me impresionan año a año en lo que se refiere a factor sorpresa en el recorrido. Ya al principio Elvis nos regalo una canción, después por el km 4  una banda con covers  de los Beatles, y así cada tanto aparecía algún número artístico para distraernos,  sacarnos una sonrisa en ese momento en que uno está concentrado en el ritmo y la respiración.

La hidratación como siempre es un punto fuerte, cada 5 km agua y además 3 puestos de bebidas isotónicas (uno de los auspiciantes) más dos puestos con fruta. A la mitad de la carrera tenía algo de hambre y en el km 17 aproximadamente no aguante y comí media banana.

La largada fue algo complicada, los primeros kilómetros fueron imposibles mantener un ritmo por encima de los 5 min por km. Ese fue mi inconveniente ya que llegué sobre la hora y tuve que largar muy atrás, pasando por debajo del reloj a los 4 min y medio después. Esto me produjo un desgaste extra al tenido que esquivar a los corredores que pretendía otro tiempo mayor como marca que el mio.

deportepordeportista

Otro de los puntos que tuve en contra  fueron las cuestas, las irregularidades en el asfalto (pozos, desniveles, etc.)  y las cascaras de las naranjas y bananas aunque no vi a nadie caerse.

Los últimos kilómetros me encontré más cómodo y pude apurar el paso, pero no alcanzó para realizar el tiempo que buscaba. La hora cuarenta y seis minutos fue el resultado final y un incentivo importante para encarar mi objetivo, los 42K de Buenos Aires.

facebook.com/runnin.com.ar

¿Corriste los 21k? ¿Cómo te fue? Contarme tus sensaciones.