Buenos Aires

Gran premio del histórico TC, Buenos Aires- Caracas

Hoy sábado mirando la TV Pública Argentina tuve la suerte de ver el documental sobre este hecho histórico para el deporte argentino. Se trata de “La Caracas”, un film dirigido por Andrés Cedrón que además es su opera prima. Está en cartelera desde el pasado 24 de octubre.

Puedo decir que me pareció un excelente documental con entrevistas de los protagonistas y personajes entrañables, todo narrado para que los fanáticos de los fierros no se pierdan detalle de cada etapa.

Hace 64 años el pueblo de América del sur vio surcar sus caminos por los autos de la categoría más antigua y popular del automovilismo argentino. El Turismo Carretera, de la mano del Automóvil club argentino quien organizó tal odisea, largó de Buenos Aires con el sueño de 138 automovilistas de recorrer los 10.000 km que separaban a la Capital Argentina con Caracas, capital Venezolana.

En esos tiempos en que no había computadoras y la ingeniería no era tan avanzada como en este siglo, los pilotos eran los que  ponían en peligro sus vidas a gran velocidad. No existían los elementos de seguridad que hoy caracterizan a los autos de competencia y por eso en esa época si ocurría un accidente, que eran frecuentes, sus consecuencias eran fatales.

Grandes figuras como Fangio, los hermanos Gálvez, Marimon, Marcilla fueron las que lideraron las diferentes etapas.  Julián Q Elguea y Heriberto M Román son recordados siempre ya que tuvieron un accidente y murieron al caer a un precipicio. Ambos eran vecinos ilustres de Chacabuco mi ciudad natal ubicada en la provincia de Buenos Aires.

Si te perdiste el documental por la TV podés verlo en los cines Cosmo-UBA o en el Espacio Incaa Km 0 Gaumont en Capital Federal.

Anuncios

42K Buenos Aires 2012: Un domingo maratonista

Al fin puedo decir que soy maratonista, octubre de 2012 fue testigo de un sueño ya cumplido. El amateurismo en mí va creciendo día a día y me da grandes satisfacciones. Comencé por allá en 1998 con mi primera de las carreras, fue de 8k organizada por una cadena de supermercados francesa. Después seguí corriendo para mantenerme físicamente, ya que por falta de información o por no tener las redes sociales que hoy existen, nunca más corrí una carrera.

Pero a partir del 2008 empezó un nuevo amor, y fue por el running. En la empresa donde trabajo, desde ese año organiza una carrera de 10k. Una compañera me consiguió la remera técnica y desde ese momento entrené para el próximo año. Mi segunda participación fue justamente la 2da edición de la carrera de la Fundación Nextel en el 2009. Con mi remera amarilla enfrenté mis primeros 10k y desde ese momento no pare de superarme y buscar los 42k de Buenos Aires.

Siempre entrené sólo en los escenarios que tenía a mano por donde vivo: la Quinta de Olivos, la bici senda del Tren de la costa, la costanera de Vicente López lo que es ahora el Vial Costero. A veces se sumaba algún amigo, hermana, y la última persona que entrenó mucho fue mi novia que se sumo a la movida runner a fines de 2009. Al principio corría muy poco, pero mes a mes fue sumando kilómetros y corrió en el 2010 sus primeras carreras, terminando con varias de 10 kilómetros.

En el 2010 el objetivo era correr la maratón. Para fines del 2009 comencé el gym con un programa propicio y entrenando alrededor de 65 kilómetros semanales. Corrí toda carrera para sumar ritmo y  por primera vez los 21K de Buenos Aires, increíble carrera que ya nunca voy a olvidar.

Octubre se acercaba y la inscripción para la maratón ya estaba paga, lo que hacía que el sueño se estuviera cumpliendo, pero una semana antes de retirar el kit mi cuerpo me jugó en contra. Era justo mi cumpleaños 32 y mis viejos estaban en Buenos Aires para verme correr y no pudieron. Una bronquitis y mi rodilla dijeron que no.

Después de unos días pude entender que mi físico estaba sobrecargado de entrenamiento. La lluvia y los días adversos para salir a entrenar no fueron lo ideal. En ese momento pensás que si no es en ese día ya está, se viene el mundo abajo y que nunca más vas a poder correrla.

Un año después, el running seguía latiendo en mí. Participé en varias competencias, siempre la más importante seguía siendo los 21k de Buenos Aires. Con respecto a la edición anterior y de mi primera incursión baje 6 minutos mí tiempo y terminé con un resto que hacía  pensar en la Maratón. Sin embargo, mi cabeza decía lo contrario y no tuve el coraje para inscribirme. Terminé el año con la carrera Night Race de Energizer en el hipódromo de Palermo, con un excelente tiempo y con las pilas recargadas para enfrentar el 2012.

Este año todo fue bien con los entrenamientos pero sentía que necesitaba estar acompañado para enfrentar semejante compromiso.  Por suerte encontré un grupo de entrenamiento que supo acompañarme con su aliento y apoyo en toda carrera que me propuse. A Pablo Pereyra lo conocí por Facebook y lo contacté ya que su grupo entrena en la quinta de Olivos, a cuadras de casa. Enseguida le gustó la idea de entrenarme para el gran desafío. Aunque su idea era otra, yo no pude por mis tiempos laborales realizar el plan ideal. El profesor siempre estuvo con sus consejos y me cuidó desde un principio.

Al poco tiempo corrí los 21k de New Balance. Aunque no fue mi mejor performace me dio la pauta de cómo estaba físicamente a esa altura del año. Seguí trabajando más duro para la otra media maratón de Adidas, en septiembre, para ver luego si estaba preparado para la Maratón.

Los 21 de Adidas los pasé sin dificultades aunque sólo bajé 40 segundos con respecto a la edición anterior. Este margen que noté en la media maratón me dió confianza  y a los días me anoté  muy seguro para octubre.

Hoy puedo decir que con mis 33 años, a tres días de cumplir un año más, cumplí mi sueño en lo que se refiere a lo deportivo. Los 42.195 metros ya pasaron y dejaron momentos de angustia, dolor, fastidio, pero los que quedarán son los de alegría al ver que el objetivo está ahí y una voz te grita, te alienta y te acompaña en esos últimos metros.

La emoción es enorme, se te hace un nudo en la garganta y te das aliento para no quebrar y pasar por debajo del cartel de “LLEGADA”. La sensación es de alivio, de haber superado el muro de los 30 kilómetros sin preguntarte lo que todos te dicen antes de correr, ¿para qué estoy acá?, ¿Quién me manda a sufrir así?, y miles de preguntas más.

Los últimos 5 kilómetros fueron eternos, a puro corazón, de un esfuerzo que sólo uno que los corrió puede saber lo que se siente. En ese momento pensás en llegar como sea. El esfuerzo vale la pena, das hasta el último gramo de fuerza y eso te demuestra que siempre se puede dar más.

Esta carrera se la dedico a mi compañero y amigo Gonzalo que me acompañço, me bancó y me dio las fuerzas para seguir en carrera. Gonza se lastimó y tuvo que abandonar porque su rodilla le dijo basta. Yo en ese momento no quería dejarlo, pero el insistió en que siga, en que cumpliera con mi sueño ya que él anteriormente lo había logrado.

No me puedo olvidar de dedicarle esta proeza personal a mis padres, a mi hermanita (la Médica) y amigos (Franco, Rover y Ariel) que siempre me dan su apoyo desde mi ciudad natal, Chacabuco. Y por último a mi compañera de la vida Meri, por aguantarme con los entrenamientos, la ansiedad pre competencia y ser la fotógrafa. No es poca cosa porque hace casi 10 años que me aguanta.

21k Buenos aires, un domingo a las corridas

El 2012 va pasando y las carreras también. En esta oportunidad participé de la media maratón de Buenos Aires. Una carrera diferente, especial para mí ya que por tercera vez consecutiva digo presente. Fui parte del espectáculo más lindo que nos regala este deporte.

eldepornauta

En un marco increíble con 13000 participantes sobre 15000 inscriptos, todos citados en Palermo por un mismo objetivo, alcanzar la deseada meta. Entre la multitud podías distinguir una masiva concurrencia de extranjeros que vinieron a disfrutas de nuestra capital en una mañana fresca de septiembre.

deportepordeportista

De Brasil, Chile, Estados Unidos, Inglaterra, Venezuela, ecuador, Uruguay y más eran las nacionalidades que me acompañaron durante toda la carrera. No quiero olvidarme de Kenia que fue la estrella en el podio, ocuparon  el 1 y 2 y el 3er puesto fue para un etíope.  Matías Roth, el primero de los argentinos en llegar, con una marca de 1 h 04 min 31s a dos minutos del ganador.  Los nombro al final porque solo los vi en la Nueve de Julio cuando yo entraba en el km 6 y ellos ya iban por la mitad de la carrera.

deportepordeportista

En lo que va del 2012  es la segunda media que corrí en el año y son la antesala de lo que será  mi debut en la maratón de Buenos Aires que se disputará el próximo 7 de octubre. La verdad que tengo mis dudas de correrla pero sí o sí quiero estar en la gran fiesta del atletismo.

La organización fue excelente desde la inscripción, pasando por la entrega de los kits en la expo y la carrera en sí. Como es mi cuarta participación (la 3er fue la Half New Balance en Mayo de este año) puedo dar fe que me impresionan año a año en lo que se refiere a factor sorpresa en el recorrido. Ya al principio Elvis nos regalo una canción, después por el km 4  una banda con covers  de los Beatles, y así cada tanto aparecía algún número artístico para distraernos,  sacarnos una sonrisa en ese momento en que uno está concentrado en el ritmo y la respiración.

La hidratación como siempre es un punto fuerte, cada 5 km agua y además 3 puestos de bebidas isotónicas (uno de los auspiciantes) más dos puestos con fruta. A la mitad de la carrera tenía algo de hambre y en el km 17 aproximadamente no aguante y comí media banana.

La largada fue algo complicada, los primeros kilómetros fueron imposibles mantener un ritmo por encima de los 5 min por km. Ese fue mi inconveniente ya que llegué sobre la hora y tuve que largar muy atrás, pasando por debajo del reloj a los 4 min y medio después. Esto me produjo un desgaste extra al tenido que esquivar a los corredores que pretendía otro tiempo mayor como marca que el mio.

deportepordeportista

Otro de los puntos que tuve en contra  fueron las cuestas, las irregularidades en el asfalto (pozos, desniveles, etc.)  y las cascaras de las naranjas y bananas aunque no vi a nadie caerse.

Los últimos kilómetros me encontré más cómodo y pude apurar el paso, pero no alcanzó para realizar el tiempo que buscaba. La hora cuarenta y seis minutos fue el resultado final y un incentivo importante para encarar mi objetivo, los 42K de Buenos Aires.

facebook.com/runnin.com.ar

¿Corriste los 21k? ¿Cómo te fue? Contarme tus sensaciones.

Buenos Aires, Half Marathon New Balance 2012

Domingo 27 de mayo de 2012. Buenos Aires se despertó con miles de corredores llegando a  la zona de Palermo. La cita fue bien temprano. Cada uno con su rito. Algunos llegan con mucho margen para juntanse con sus compañeros de Running Teams, otros buscan a conocidos para desayunar y luego trotar, elongar y preparar los últimos detalles para la carrera.

En la línea de largada. Nublado y con un amanecer que se hizo esperar, aguarda que la cuenta regresiva ponga en cero el reloj. Ansiosa por salir,  la marejada de camisetas negras y rojas fueron hacia las calles que la llevarían durante 21 kilometros de la Half Marathon por los barrios de Palermo, Belgrano y Nuñez para después pasar a la Provincia de Buenos Aires, a través del Vial Costero en Vicente López y ahí retomar por el mismo camino.

El circuito era nuevo y todavía con poco rodaje de carreras de este estilo. Comencé a un ritmo parejo, promediando los cinco minutos el kilómetro. El resultado fue positivo porque es el primero de los pasos hacia la maratón. En ésta ocasión corrí acompañado de Gonzalo, un runner que conocí a través del Twiter. El tiempo de ambos fue de 1 hora, 56 min a un promedio de 5 minutos 32 segundos el kilómetro.

No se crean que una carrera sólo es ir, ponerse la remera que te entregan en el kit y nada más. No, todo comienza en los entrenamientos que semana a semana uno trata de planificar para los que no vivimos del atletismo. Es difícil prepararse cuando se trabaja en la oficina con un horario fijo y con tareas sedentarias. En mi caso hace mucho que entreno sólo y he corrido hasta 21 kilómetros sin la ayuda de un entrenador,  a veces tratando de sumar algo de gimnasio.

Este año comencé buscancando un running team. Un profesor de gimnasia que me guíe y un grupo que me ayude a que los entrenamientos sean más amigables. Busco correr los 42k de Buenos Aires por primera vez y necesito un extra a mi entrenamiento básico. Pablo Pereyra, mi entrenador, ya comezó agregándome un poco de entrenamiento físico y motivándome para que cada día gane más confianza y velocidad a la resistencia que adquirí con el tiempo.

Durante la carrera Meri Castro obtuvo estas excelentes imágenes de la 9na edición de la tradicional Half Marathon que por allá en los novetas vio sus inicios.

TMX TEAM

Resultados:

Hombres

1º Molina, Luis 1:07:11

2ºMerida, Jorge 1:09:46

3ºComba, Gustavo 1:10:12

Mujeres

1ºPeralta, Maria de los Angeles 1:17:42

2ºBenitez, Susana 1:19:42

3ºForgia, Yanina 1:21:32

Gracias Meri!!!!!!!!!!!!!!!

Longboard: guía para practicarlo en Buenos Aires

Los longboarders experimentados ya deben saberse cada una de  las pendientes  vertiginosas y de diferentes dificultades de Buenos Aires. Pero atento si recién estás empezando esta nota te va a dar algunas de las pistas, dependiendo de lo osado que seas.

www.boardaholic.com

Si nunca anduviste en una patineta tradicional o skate  y comenzás con el longboard o querés llevar a tus hijos, te recomiendo algunos lugares con pendientes mínimas, pisos lisos y sanos. Los lugares para elegir en Capital  son los Bosques de Palermo, el Rosedal y en Madero Este (Parque de las mujeres) ideales por su piso impecable de baldosas.

En Vicente López los fin de semanas se cierra el tráfico en el Vial Costero y se transforma en una gigantesca area de recreación. Los vecinos de la zona se acercan para andar en bicicleta, rollers, patineta, monopatín y todo tipo de vehículo que se les ocurra. Pueden transitar tranquilamente, además especial para los runners que se mezclan en este paisaje que fusiona el río con la ciudad.

www.windexperience.com

Si querés pasar a un nivel más dificultoso, sumando pendientes y velocidad, tenemos varias opciones en Capital y en zona norte de Gran Buenos Aires. Uno de los lugares más elegidos es en la Biblioteca Nacional (en la calle Republica del Líbano). Además de sumarle adrenalina a la práctica, el lugar es muy lindo por la arquitectura  y de noche podés también disfrutarlo. Son 200 metros de bajada entre la calle Guido y la avenida Del Libertador.

(más…)